Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario. Al hacer clic en cualquier enlace de este sitio web usted nos está dando su consentimiento para la instalación de las mismas en su navegador.
Más información

La Escuela infantil de Berriosuso estrena jardín

La Escuela infantil de Berriosuso ha comenzado el año con un jardín nuevo que acoge distintos espacios para propiciar más experiencias educativas y atender las necesidades de todos los tramos de edad. La inauguración oficial tuvo lugar el pasado 22 de diciembre, coincidiendo con la celebración de la Fiesta de Navidad en la que participaron las familias y el equipo del centro.

Los trabajos de diseño y ejecución de las obras han corrido a cargo de la Fundación Ilundain Haritz Berri.

El nuevo espacio exterior cuenta con cuatro áreas: un jardín específico para lactantes situado en la parte exterior de sus aulas, que permite a los bebés retar su desplazamiento y, a la vez, estar libres de peligro; una zona de movimiento y de escondite, donde los pequeños podrán correr, trepar, hacer equilibrios o simplemente descansar; dos bancales de huerto que se pondrán en marcha en primavera; y una zona de sombra junto a las gravas, en la que se ha plantado una Albizia que les dará cobijo y frutos y flores para jugar.

Todas estas zonas conviven con un espacio central de césped libre para diversas funciones que ofrece una sensación de amplitud.

Esta reforma ha sido posible gracias a las aportaciones de la Dirección de la Escuela, que fijó las necesidades y criterios pedagógicos de la actuación, y a la financiación de las obras por parte del Ayuntamiento.