Semblanzas Biográficas

OSÁCAR ECHALECU, TIBURCIO

(Berriosuso, 14-04-1869 / inmediaciones de Ibero, ?-08-1936). Hijo de José Osácar Zabalza, jornalero, y Manuela Echalecu Sarasate, naturales de Berriosuso, donde nació también su hija mayor Francisca. La familia se trasladó a Pamplona, a la calle Santo Andía número 4, y en ella nacieron los demás hijos.

Fue obrero tipógrafo y periodista. En 1894 dirigió el semanario donostiarra Thun-Thun y dos años más tarde colaboraba en El Eco de Navarra, en el que publicó artículos como “Pachi”, “El Día de difuntos” o “¡Agua!”, sobre el combate de una fragata española en Cuba, que describe en tono patriótico.

En 1898 era director de El Irunsheme, Semario Satírico, que salió el 6 de septiembre de 1896 y vino a turbar la paz de los sectores más derechistas de Pamplona.

En la segunda década del XX residía en Zaragoza y hacia 1920 regresó a Pamplona, donde ocupó cargos en laUGT y el PSOE, participando como propagandista obrero en numerosas conferencias y mítines. El 14 de abril de 1931 fue uno de los oradores que se dirigió al público desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona y, aquel año, formó parte de la candidatura Republicano-Socialista en las elecciones del 28 de junio.

A lo largo de la República intervino en numerosos mítines en Pamplona y en diversos pueblos de la Ribera. Además de ser director, publicó con su firma gran cantidad de artículos en el semanario ugetista pamplonés ¡¡Trabajadores!! El último número de éste, publicado el 18 de julio de 1936, recogía un artículo suyo titulado “Del momento actual. CALMA, VALOR Y VISTA”. En él aludía a la creciente violencia imperante en las luchas políticas, que achacaba a las derechas, y recomendaba calma a sus compañeros.

El día 19 fue detenido y poco después, al parecer en agosto, asesinado por los sublevados en las inmediaciones de Ibero. Tenía entonces 67 años y estaba casado con Adelaida Andrés Galindo (Cariñena, 1886).

SARASA ALDAREGUÍA, FÉLIX (“CHOLÍN”)

(Berriosuso, 23-04-1768). Guerrillero que combatió a las órdenes de Espoz y Mina durante la guerra de la Independencia. Siempre se le ha considerado natural de Artica, pero, aunque residió en esta localidad, seguramente a partir de casarse con una hija del pueblo, su lugar de nacimiento fue la cercana localidad de Berriosuso.

Sus padres fueron Pedro Ángel Sarasa Muru (Belzunce) y Martina Aldareguía San Martín (Berriosuso). En 1790 se casó con Catalina Sarasa Elizalde (Artica, 1770-1806), de la casa Zolinena o Txolinena, de la que tomó el mote, y con la que tuvo al menos seis hijos. Después, en 1809, lo hizo en Olaz-Subiza (Galar) con Sebastiana Nagore Echeverría, también viuda, con la que al menos también tuvo otra hija.

Se dedicó a las labores agrícolas en su pueblo natal. Analfabeto, apenas sabía hablar castellano y, según Espoz y Mina, era “el vascongado más cerrado que había existido en Navarra”. Muy conocido en Pamplona y en la Montaña, “no había feria, romería o cualquier clase de fiesta en pueblo grande, mediano o pequeño a que no concurriese el primero. Conocía y era conocido por todo el mundo, y no había camino, vereda o escondite que se le ocultase en todo el país”.

A principios del verano de 1809, con otros paisanos, se enfrentó a un grupo de soldados franceses en Pamplona. Mataron a uno de ellos, por lo que se vieron obligados a huir. Pronto el grupo formó una partida de guerrilleros que llegó a tener varias decenas de hombres bajo su mando y que combatió a las órdenes de Javier Mina y de Francisco Espoz y Mina.

Tras la caída de Javier Mina en manos de los franceses el 29 de marzo de 1810, “Cholín” reconoció la jefatura de su tío Espoz y Mina, que le encargó el servicio de aduanas con el grado de sargento. Desde entonces operó en la frontera entre Irún y Roncesvalles. De este modo proporcionó recursos a la guerrilla, aunque en alguna ocasión, algunos de sus hombres y mercancías cayeron en manos de los enemigos. Éstos, además, apresaron a su mujer y la enviaron a Francia con sus cinco hijos. Los franceses pusieron precio a su cabeza y ofrecieron “dos mil duros al que mate, prenda o haga prender cualquiera de los jefes nombrados Górriz, Ulzurrun y Cholín”.

Al terminar la guerra de la Independencia era capitán. En 1816 fue encarcelado con otros oficiales de Espoz y Mina, al suponérsele implicado en las actividades conspirativas de sus exjefes. Como aquéllos, sólo logró ser puesto en libertad al restablecerse en 1820 la Constitución de 1812. En 1833 vivía en Pamplona.

SARASA (ISTÚRIZ), FÉLIX

Presumiblemente se trata de Juan Félix Sarasa Istúriz (Berriosuso, 04-11-1792), hijo de Román Sarasa Aldareguía (Arre), hermano de “Cholín”, y María Antonia Istúriz (Berriosuso).

Se sabe que en 1810 ingresó en la guerrilla de Observación de los Pirineos (debía de ser la fuerza que mandaba “Cholín”) y que participó en numerosas acciones libradas en contra de las guarniciones francesas desde Urdax a Bera, y en las de Lekunberri, Irurtzun y Roncesvalles.

En 1812 se rompió la pierna en un encuentro con los franceses y, al no poder continuar en la columna, fue destinado al tercer Regimiento de Navarra. A partir de entonces intervino en numerosas acciones de guerra. Entre ellas, en 1813, en las de Mendívil, Tafalla, Tudela, y en los sitios y rendición de Zaragoza y Jaca.

A lo largo de la contienda fue ascendiendo a sargento, subteniente, teniente, capitán y en 1814, se le nombró gobernador del cuartel general de su división. Pasó después al Regimiento de Voluntarios de Madrid y, más tarde, al de Infantería de la Reina, hasta 1823. Entonces fue purificado de la conducta que había tenido en el periodo constitucional y en 1826, se le encargó la Habilitación de la clase de Indefinidos de la provincia de Málaga. En 1828 cesó en esa comisión y se le dio la licencia, situación en la que permaneció hasta 1833. Sobre su trayectoria posterior no se dispone de ninguna noticia.